Beneficios de la ducha fría

Beneficios de la ducha fría

Recomendable por la mañana. Hay que ir entrenando al cuerpo poco a poco. Enfriando progresivamente el agua e incorporando poco a poco segmentos corporales: empezar por piernas e ir agregando brazos, pecho y espalda hasta el cuerpo entero. Hasta no estar acostumbrado, evitar la cabeza, pero si la cara y el cuello. Se estima que con 1 minutos, ya se es suficiente para obtener buenos resultados. Al finalizar, hay que buscar calor, secándose rápido y abrigándose. Está contraindicado:

  • En personas de muy avanzada edad
  • En presencia de problemas cardiacos
  • En periodos de inmunodepresión
  • Con dolores agudos musculares (contraindicación relativa)

  Los principales beneficios son:

  • Mejora del funcionamiento renal y linfático: favorece eliminación de líquidos y toxinas
  • Estimula la circulación: vasoconstrictor
  • Refuerza el sistema inmunitario: puede reducir 1/3 enfermedades comunes
  • Aumento de los niveles de oxígeno
  • Mejora del sistema termorregulador
  • Consume calorías: se consumen grasas para mantener la temperatura
  • Favorece la recuperación muscular: disminuye el dolor (antiinflamatorio) y mejora las agujetas. Alivia la fatiga crónica
  • Desestresantre: disminuye los niveles de cortisol y genera endorfinas
  • Mejora de la piel: combate flacidez y arrugas, ayuda a eliminar células muertas y previene la celulitis
  • Mejora la calidad del sueño
  • Aumenta la energía
Whatsapp
Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias (técnicas, son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto) y de terceros (para mejorar nuestra página, personalizarla en base a tus preferencias o poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales) que prestan servicios para nuestra página web.

Puedes aceptar todas estas cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas haciendo clic en el botón "Configuración de cookies". Más información en nuestra Política de Cookies.

Modificar cookies

Acerca de tu privacidad

Para leer todas las cuestiones necesarias y tener el control sobre ellas en base a tus decisiones personales accede a la página de Política de cookies.

Gestionar las preferencias de consentimiento

Estas cookies son estrictamente necesarias para que nuestra página web funcione y puedas navegar. Son las que por ejemplo, nos permiten identificarte, darte acceso a determinadas partes restringidas de la página si fuese necesario, o recordar diferentes opciones o servicios ya seleccionados por ti, como tus preferencias de privacidad, por eso, están activadas por defecto. A través de la configuración de tu navegador, puedes bloquear o alertar de la presencia de este tipo de cookies, si bien dicho bloqueo afectará al correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.
Estas cookies nos permiten estudiar la navegación de los usuarios en nuestra página web y poder evaluar el rendimiento para mejorar añadiendo nuevas funcionalidades.
Permiten guardar la información de preferencia del usuario para mejorar la calidad de nuestros servicios y ofrecer una mejor experiencia a través de productos recomendados. Activándolas mejorarás la funcionalidad de la página web (por ejemplo, adaptándose a tu tipo de navegador) y la personalización de la misma en base a tus preferencias (por ejemplo, presentando la información en el idioma que hayas escogido en anteriores ocasiones).