La cadera

La cadera

Articulación de fuerza, solidez y poder, que se ha ido adaptando evolutivamente desde la cuadripedia a la posición erguida. Importante señalar que se va a ajustar a la posición del pié. Está en íntima relación con la zona lumbar, pudiendo un problema de cadera originar un dolor lumbar y viceversa. A su vez en la práctica clínica, es frecuente que haya una patología de la rodilla como consecuencia de desajustes en dicha articulación. En consecuencia todo el miembro inferior es como un puzzle, donde todo tiene que estar bien encajado o habrá dificultades a cualquier nivel. Asociada a todas las lesiones, está la disfunción de compresión, la cual va a estar condicionada por dos factores:

  • Posición del pié
  • Músculos y ligamentos, de ahí que el estiramiento es una parte fundamental de su mantenimiento. También se puede masajear con pelota o rodillo la mayoría de ellos ( piramidal, glúteos, isquiotibiales, cuádriceps, tensor de la fascia lata …)

A través de test es muy fácil valorar la movilidad y diferenciar la presión que hay entre ambas. Como consejo, recordar que tiene diferentes movimientos ( adelante – atrás, adentro – afuera, y rotaciones) y en la vida normal la infrautilizamos. Pocas actividades físicas la trabajan de forma completa (artes marciales, baile…), así que les animo a indagar en el tema para que la entrenen bien.

Whatsapp
Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias (técnicas, son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto) y de terceros (para mejorar nuestra página, personalizarla en base a tus preferencias o poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales) que prestan servicios para nuestra página web.

Puedes aceptar todas estas cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas haciendo clic en el botón "Configuración de cookies". Más información en nuestra Política de Cookies.

Modificar cookies

Acerca de tu privacidad

Para leer todas las cuestiones necesarias y tener el control sobre ellas en base a tus decisiones personales accede a la página de Política de cookies.

Gestionar las preferencias de consentimiento

Estas cookies son estrictamente necesarias para que nuestra página web funcione y puedas navegar. Son las que por ejemplo, nos permiten identificarte, darte acceso a determinadas partes restringidas de la página si fuese necesario, o recordar diferentes opciones o servicios ya seleccionados por ti, como tus preferencias de privacidad, por eso, están activadas por defecto. A través de la configuración de tu navegador, puedes bloquear o alertar de la presencia de este tipo de cookies, si bien dicho bloqueo afectará al correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.
Estas cookies nos permiten estudiar la navegación de los usuarios en nuestra página web y poder evaluar el rendimiento para mejorar añadiendo nuevas funcionalidades.
Permiten guardar la información de preferencia del usuario para mejorar la calidad de nuestros servicios y ofrecer una mejor experiencia a través de productos recomendados. Activándolas mejorarás la funcionalidad de la página web (por ejemplo, adaptándose a tu tipo de navegador) y la personalización de la misma en base a tus preferencias (por ejemplo, presentando la información en el idioma que hayas escogido en anteriores ocasiones).